domingo, 16 de junio de 2013

Variables de entorno

Resto de entradas con intenciones didácticas en la etiqueta Aprendizaje.

Las variables de entorno son una serie de valores que determinan el comportamiento de los procesos de nuestro sistema operativo. Estos valores pueden cambiarse en algunos casos y en otros son fijos y su valor tan solo puede ser consultado pero no modificado. En GNU/Linux podemos listarlas utilizando el comando env:

paco@debian:~$ env
ORBIT_SOCKETDIR=/tmp/orbit-pacoSSH_AGENT_PID=2162
TERM=xterm
SHELL=/bin/bash
XDG_SESSION_COOKIE=9658894403e9de24aa01f7b000000007-1371379692.769482-1626187763
GTK_RC_FILES=/etc/gtk/gtkrc:/home/paco/.gtkrc-1.2-gnome2
WINDOWID=41943043
GNOME_KEYRING_CONTROL=/tmp/keyring-qZFHIX
...
(el resultado del comando es más extenso pero no veo necesario transcribirlo entero ya que solo vamos a ver unas pocas variables)
paco@debian:~

Las variables tienen un nombre y un valor. Si queremos visualizar el valor de una variable basta con ejecutar el comando echo anteponiendo el símbolo del dólar $ al nombre de la variable:

paco@debian:~$ echo $HOME
/home/paco

paco@debian:~$

Esto significa que la variable HOME tiene el valor /home/paco, esto es, que almacena como valor nuestro directorio home, que en mi caso se llama paco.

Estas son las variables más relevantes y su valor:

  • CDPATH: nombre de alias de directorios a los que se accede mediante el comando cd.
paco@debian:~$ echo $CDPATH
paco@debian:~$

En este caso no nos devuelve valor alguno porque este no ha sido establecido.

  • EDITOR: editor de texto predeterminado que utilizan los diferentes programas.
paco@debian:~$ echo $EDITOR
paco@debian:~$

Tampoco nos devuelve valor alguno porque no ha sido establecido. Le podemos estipular un valor de una manera simple:

paco@debian:~$ EDITOR=nano
paco@debian:~$

De esta forma hemos establecido el editor de textos nano como valor para la variable EDITOR. Al ser nano un comando, si tecleamos $EDITOR directamente interpretará dicho comando como valor de la variable EDITOR y automáticamente abrirá nano. Este cambio solo es válido mientras dure la sesión actual.

  • ENV: ruta donde se buscan los archivos de configuración. Tampoco la tengo establecida.
  • HOME: directorio personal de cada usuario).
paco@debian:~$ echo $HOME
paco@debian:~$ /home/paco

  • HOSTNAME: nombre de la máquina (en mi caso es debian, tal y como figura el el prompt de comandos).
paco@debian:~$ echo $HOSTNAME
paco@debian:~$ debian
  • MAIL: nombre del archivo que contiene el buzón de correo del sistema.
  • PATH:  directorios en los que la shell busca programas o comandos. Estos directorios aparecen separados por el carácter dos puntos (ver aquí un ejemplo de gestión de esta variable):
paco@debian:~$ echo $PATH
paco@debian:~$ /usr/local/bin:/usr/bin:/bin:/usr/local/games:/usr/games
  • PWD: contiene la dirección del directorio de trabajo actual.
paco@debian:~$ echo $PWD
paco@debian:~$ /home/paco
paco@debian:~$ cd ..
paco@debian:/home$ echo $PWD
/home

paco@debian:/home$

La variable PWD establece el directorio actual, sea el que sea. Estábamos en /home/paco y ese era el valor de PWD hasta que subimos un nivel en el árbol de directorios con cd .. y nos posicionamos en /home. A partir de ahí el valor de PWD pasó a ser /home.
  • SHELL: nombre de la shell actual del sistema, que en mi caso es Bash (la cual se muestra con su ruta completa).
paco@debian:~$ echo $SHELL
paco@debian:~$ /bin/bash
  • TERM: tipo de terminal de consola que utiliza el usuario. En el caso de Debian es xterm.
paco@debian:~$ echo $TERM
paco@debian:~$ xterm
  • USER: nombre del usuario actual.
paco@debian:~$ echo $USER
paco@debian:~$ paco

Hemos visto al principio el comando env para visualizar las variables de entorno, pero no es el único. también podemos utilizar los comandos export, set y printenv. Si el resultado es demasiado largo podemos paginarlo de la siguiente forma:

paco@debian:~$ set | more

De esta forma, el larguísimo resultado del comando set aparece por páginas, pulsando la barra espaciadora para pasar a la siguiente.

Si lo que nos interesa es crear variables de entorno nuevas, entonces export es nuestro comando:

paco@debian:~$ export FRUTAS=platanos
paco@debian:~$ echo $FRUTAS
platanos

paco@debian:~$

Como ven, hemos creado la variable FRUTAS y le hemos dado el valor plátanos (un ejemplo tonto como otro cualquiera). No obstante, esta variable recién creada solo sirve para la sesión actual. Si queremos ver como convertir los cambios en permanentes, así como otras utilidades del comando export, por favor, visiten esta entrada.

Hay más cosas que contar sobre las variables, pero como estamos en un estadio muy primario de aprendizaje más vale que lo dejemos por hoy. Y como hemos hablado de la variable EDITOR aquí les dejo con un tema del segundo álbum de los británicos Editors llamado "The Racing rats".