martes, 4 de junio de 2013

Aplicaciones que se van al segundo monitor sin avisar

Este problema que les voy a contar puede que no le pase a muchos linuxeros, pero a mi me ha ocurrido y tampoco es descartable que otros usuarios puedan padecer lo mismo. Es una chorrada como un piano pero me ha tenido varios días en vilo hasta que he dado con la solución, así que quiero dejar constancia por si alguien considera que esta entrada le pueda ayudar.

Mi problema era el siguiente: ya fuera con el navegador Chromium o con el Chrome, al abrirlo se inicializaba pero nunca lo veía ocupar la pantalla. En la barra de estado superior de Debian Wheezy veía el logo de Chrome pero el navegador no aparecía por ninguna parte. La lógica deducción es que se colgaba a mitad de arranque, quedándose algo así como en stand by sin posibilidad de funcionar con él. Desde el terminal de comandos, el comando top certificaba que el proceso Chrome (o Chromium) estaba activo, y la única forma de cerrarlo era con el comando kill. El mosqueo ya comenzó a superar expectativas cuando me empezó a ocurrir con otras aplicaciones como Blender y alguna que me bajé para mi blog paralelo como BricsCAD.

La solución llegó, como tantas veces ocurre, sin buscarla. A través del entorno gráfico del software de la tarjeta gráfica Nvidia tengo configurado un segundo monitor, que no es otro que mi aparato de TV, el cual está conectado a la CPU a través de un cable HDMI. Estaba probando que tal se veían los vídeos de Youtube en mi tele siendo ejecutados desde el PC, y en una pausa intenté abrir Blender de nuevo. Al instante apareció, ¡no en el monitor del ordenador, sino en mi tele! Por motivos que ignoro, Blender, BricsCAD, como inmediatamente constaté, y no se también si Chrome, porque con este no me ha vuelto a suceder, se abrían en la pantalla configurada como segundo monitor en las opciones de configuración de Nvidia. El porqué estas aplicaciones prefieren correr en mi televisor es para mí un misterio, no recuerdo haber hecho nada para que con estas ocurra y con otras no.


En la pantalla de la aplicación de Nvidia (véase imagen) mi televisor figura como TwinView (vista gemela o pantalla gemela), y Debian la detecta en cuanto la enciendo, pudiendo mover ventanas de monitor a monitor a mi conveniencia. Si quiero eliminar el efecto colateral que motiva ente post solo tengo que dejar en Disabled la opción Configuration. Y volver a activarla cuando tenga necesidad de un segundo monitor.

El caso es que lo que pasaba era esta tontería, pero por muy tonto que parezca le puede llegar a hacer perder a uno muchas horas. Así que avisados quedan si tienen configurados dos monitores y empiezan a ver como sus aplicaciones desaparecen nada más arrancarlas.

Y ya que hablamos de televisión, qué mejor que dejarles con el grupo de los 70 Television y uno de sus más afamados temas, "Marquee moon".