domingo, 7 de abril de 2013

Instalemos nuestro primer Linux: Ubuntu


Resto de entradas con intenciones didácticas en la etiqueta Aprendizaje.

Desde que comencé este blog he venido repitiendo que Ubuntu ha sido la distribución GNU/Linux que me ha venido acompañando desde que tomé contacto con este sistema informático. Por ello, será mi principal referencia a la hora de trasladar aquí mi proceso de aprendizaje, además de por ser la distro más popular y una de las más indicadas para aprender a desenvolverse. La última instalación que he tenido el placer de realizar ha sido la de la distribución de origen alemán openSUSE 12.2, así que por un momento dudé en cual trasladar aquí dado que ambas se instalan fácil y de manera muy similar. Pero no se si me pondré al día con openSUSE, así que vamos a seguir con el guión y darle cancha a Ubuntu. En otro momento quizá cuelgue un post sobre como instalar openSUSE en una máquina virtual.

Primeramente nos tenemos que hacer con una copia de la distribución en formato .ISO de imagen de DVD, la cual podemos descargar desde su página oficial. Una vez descargada, se "quema" la imagen en un disco DVD con un programa tipo Nero. Una vez hecho esto, debemos reiniciar el equipo con el DVD introducido en el lector. Lo normal es que el PC busque el sistema operativo primero en el DVD y luego en el disco duro, o así suele venir configurado por defecto en el BIOS, el software que trae cada ordenador y que guarda datos básicos de funcionamiento. Si no es así, habrá que entrar en el menú del BIOS pulsando F11 al arrancar y, en el menú correspondiente (que se tendrá que llamar Boot o similar), seleccionar la unidad CD/DVD como la primera en el orden de arranque. Si en lugar de quemar un disco DVD lo hemos hecho en un pendrive se hace lo mismo, pero seleccionando el puerto USB.

Bien, antes de seguir diré que no voy a añadir capturas de pantalla del proceso por la sencilla razón de que no he hecho una instalación de Ubuntu recientemente, así que no dispongo de ellas. Confío en que los pasos que voy a describir sean suficientes para dejar claras las cosas. La instalación de Ubuntu, como ya he apuntado, es sencilla y no debería entrañar problemas, pero si se presentan dudas hay material en esa joya que es Internet donde podrán encontrar pormenores que quizá en este post no se vayan a tratar.

Sigamos. En la primera pantalla lo primero que hay que hacer es elegir idioma. Esto no supone problema alguno, espero. Al mismo tiempo se nos da la opción de simplemente probar Ubuntu o instalarlo directamente. Si optamos por lo primero, entraremos en modo LiveCD, esto es, Ubuntu arrancará y se abrirá desde el DVD y podremos movernos a lo largo y ancho de él hasta decidir que, o bien no nos gusta y nos echamos atrás o bien lo instalamos en ese mismo momento con una opción que se nos ofrecerá desde el escritorio.

Nosotros hemos decidido que lo instalamos, así que le damos a "Instalar Ubuntu" y así entramos en materia. Seguidamente el sistema chequea las capacidades del equipo, si tiene conexión a Internet, si tiene espacio suficiente en disco duro, si está...ejem...conectado a la red... El programa de instalación recomienda al menos 2,6 Gb; lo normal es que tengamos bastantes más salvo que tengamos el PC absolutamente petado de chorraditas.

Nos preguntará si queremos descargar actualizaciones mientras se instala, y le diremos que sí. Esto es porque la versión que en ese momento está disponible ha podido ser superada ya, aunque no se haya publicado otra nueva versión oficial. Las actualizaciones en GNU/Linux son constantes, y no esperan al lanzamiento de una nueva versión.

También nos preguntará si queremos instalar software "de terceros", es decir, software privativo. Le diremos que sí porque será necesario para reproducir archivos multimedia, por ejemplo. Formatos como MP3 o Flash no son libres.

Luego viene la parte en la que debemos asignar las particiones en las que se instalará Ubuntu. parece complicado pero no lo es. Tendremos tres opciones:

  - Borrar y usar el disco entero. No hay mucho más que explicar, ¿verdad? Es la usada cuando Ubuntu va a ser el único sistema operativo instalado en el equipo y se lleva por delante todo lo que haya en el disco duro.

  - Instalar junto a otros. Justo, a eso me refería. Si ya tiene Windows instalado, esta es su opción. Ubuntu lo detectará y usted solo tendrá que definir el tamaño de disco que le quiere otorgar a Ubuntu, en función del espacio libre que le quede. Si este es el caso, Ubuntu creará automáticamente dos particiones, la partición raíz (representada por el símbolo / y que equivale al disco C: de Windows) y una partición de intercambio, comúnmente denominada swap, para usar en caso de que se quede sin memoria RAM. De este modo, al iniciar el ordenador nos aparecerá un menú de texto en el que podremos elegir con qué sistema operativo queremos trabajar.

  - Especificar opciones manualmente: Si es usted nuevo, no le recomiendo esta alternativa ya que es aconsejable saber de que le habla el programa de instalación cuando le haga determinadas preguntas. Vamos a dejarla y a suponer que ha escogido una de los dos opciones anteriores.

Lo que viene a continuación es aceptar el tamaño de disco que hemos determinado. después tendremos la oportunidad de elegir nuestra configuración de zona (o sea, el lugar donde vivimos para determinar la hora o la información meteorológica) y el idioma del teclado.

Seguidamente podremos introducir el usuario, el nombre del equipo, el nombre del usuario que manejará el PC y su contraseña. El usuario es el dueño del equipo y puede ser tanto su nombre como cualquier nombre que se invente. Pongamos que se llama Pepe López. El nombre del equipo o hostname se supone que ha de describir nuestra máquina de algún modo, y no es baladí porque lo vamos a ver cada vez que abramos el terminal de comandos, que vamos a utilizar mucho. Llamémosle por ejemplo ubuntu-pc. El nombre de usuario se corresponderá con el identificativo de la persona que vaya a trabajar con el ordenador. Si el propietario es Pepe López y también él va a ser el usuario que lo maneje, un nombre de usuario podrá ser pepelopez. Así de simple. La contraseña que introduzca a continuación será la del usuario pepelopez. Podemos determinar que sea o no necesaria para entrar en el sistema cada vez que lo iniciemos.

Una vez hecho todo esto, ya solo queda esperar a que se copien los archivos. Cuando termine el proceso, Ubuntu estará instalado y listo para funcionar.